Por qué el networking es imprescindible para emprender

Cuando se habla de hacer networking, casi todo el mundo piensa en redes sociales. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este término ya existía antes de aparecer los social media, aunque probablemente no se le llamase de ese modo. En una sociedad como la actual, en la que vivimos ultraconectados y en la que prácticamente se está conectado de algún modo con todo el mundo (y gracias a los medios sociales es más fácil descifrar estas conexiones), se deben aprovechar todas ellas para generar nuevas sinergías, compartir talento, así como aprender a sacar mayor provecho a productos y servicios de terceros para batir a la competencia.

En la teoría, parece sencillo. Sin embargo, la mayoría de los emprendedores no saben por dónde empezar en el mundo del networking. Y, algunos de ellos, ni siquiera saben si realmente el esfuerzo les vale la pena. Por ello, hoy queremos hablar precisamente de esas dos cuestiones: por qué es imprescindible para ti como empresario hacer networking, y algunos consejos para empezar a ponerlo en práctica.

Las razones por las cuales tu negocio será mejor apostando por el networking

Dar por hecho algunas de las ventajas que tiene el networking implica confundir a muchos emprendedores sobre la esencia de esta. Por ello, cabe destacar que el networking en sí mismo no es más que buscar y fomentar encuentros con otros profesionales del sector, o de sectores diferentes que puedan complementar con conocimientos el producto/servicio que se ofrece. Sin embargo, la finalidad última del networking de cada emprendedor puede ser muy distinta. Mostramos algunas de las más habituales:

  • Mejorar productos y servicios con la ayuda directa de otros profesionales.
  • Adquirir nuevas competencias de la mano de profesionales del sector o de otros complementarios que permitan ampliar el mercado/servicio/producto que se ofrece en la actualidad.
  • Ampliar conocimientos de otros campos que permitan incorporar novedades en los productos o servicios que se ofrecen.
  • Encontrar una manera de disfrutar del trabajo diario ampliando el punto de vista sobre determinadas cuestiones con la opinión de otros profesionales.
  • Analizar empresas que pueden ser competencia directa para sacar conclusiones y mejorar la propia.
  • Crear un ambiente amistoso de desconexión a través de charlas y encuentros profesionales.
  • Buscar nuevas alternativas de ubicaciones para la empresa.
  • Encontrar talentos que se pueden convertir en futuros socios, empleados o personal que colabore con la empresa.

Quizás porque las motivaciones que llevan a los profesionales que practican el networking son tan distintas, existe más confusión alrededor del término. Pero lo importante es aclarar que el mismo se basa en relacionarse con otros con objetivos variados siempre enfocados desde un punto de vista empresarial o profesional.

El cómo hacer networking y la confusión generada con las redes sociales

Una vez aclarada la cuestión de la definición del networking, falta lo relacionado con la llegada de las redes sociales. Es cierto que los social media han facilitado mucho las opciones para hacer networking. Pero este no ha nacido con ellos. Es decir, ya en el siglo XX se llevaban a cabo reuniones, eventos, charlas y conferencias enfocadas desde un punto de vista profesional que buscaban la sinergía entre esas personas. Ahora bien, si quieres aprovechar las ventajas y no sabes por dónde empezar, aquí van algunas ideas enfocadas a lo práctico:

  • Investiga sobre eventos de tu sector o sectores complementarios en tu ciudad. Una de las herramientas más interesantes en este sentido es la aplicación Meetup. Aunque en ella se mezclan también eventos personales o de carácter lúdico, hay una gran agenda de actividades enfocadas al mundo profesional. Además, es muy fácil encontrarlas por fecha y ciudad, con lo que el usuario tiene al alcance de su manos una variedad de eventos que le pueden encajar.
  • Utiliza las redes sociales profesionales para contactar con grupos con intereses afines en el campo laboral. LinkedIn ofrece mucho más que un escaparate en el que mostrarte. Si te adentras un poco en ella, descubres grupos en los que puedes participar y en los que otros profesionales también comparten sus conocimientos y experiencias.
  • Ferias sectoriales y eventos profesionales destacados. Sin recurrir a internet (aunque siempre será un modo sencillo de saber cuándo se celebran), el networking físico de siempre sigue estando vigente. De hecho, para muchos es fundamental poder ponerse cara antes de hacer negocios, con lo que probablemente será una invitación directa a hablar, presentarse, ver qué hacen otros y, sobre todo, ver cómo todo eso puede ayudar a mejorar tu negocio.

El networking, se ejecute de un modo o de otro, te permite acercarte a lo que ya está en el sector y a lo que otros hacen. Eso supone, para emprender, un gran conocimiento y una gran ventaja de cara a enfocar la actividad. Si pretendes competir, y hacerlo en condiciones, será mucho más sencillo lograrlo con toda esa información, y con la ayuda de otros que ya llevan tiempo y se han ganado su propio sitio en el mercado, ¿no te parece?

Artículos relacionados

Intención de búsqueda en Goolge
Intención de búsqueda en Google: qué es y que tipos existen
Social Media Center
Social Media Center: Un concepto por definir
Menú