Contenido: de calidad y controlado

El contenido es el rey. Ese lema de Google con el que casi todo el mundo parece estar de acuerdo en la red no siempre ha dado la razón a aquellos que se esforzaban en generar textos de la máxima calidad. Por suerte, los buscadores han cambiado bastante y los algoritmos son cada vez más capaces de “entender” lo que se escribe y se ha pasado de tener que optimizar en base a palabras muy concretas como por ejemplo “comprar casa Leganés” a poder hacerlo a una selección de términos relacionados mucho más naturales como podrían ser, para ese ejemplo: comprar una casa en Leganés, venta de viviendas en Leganés o oferta de pisos en Leganés.

El contenido de calidad es fundamental no solamente para un buen posicionamiento SEO hoy, sino para mantenerte en esas posiciones en el futuro. De hecho, todos aquellos que apuestan por “colársela” a Google, aplicando técnicas de blackSEO relacionadas con esa sobreoptimización para ofrecer contenidos genéricos, sin sentido, o que no aportan nada al lector acaban cayendo por su propio peso. Seguro que conoces algún caso que todavía sigue ahí, pero los ejemplos de webs que nunca han podido recuperarse por aplicar ese tipo de técnicas son muchos y muy variados. Por ello, siempre es recomendable hacer un buen plan de contenido de calidad. Y ese plan, como tal, debe ser controlado.

El control de contenido de calidad: cómo crear un content planner de éxito

Con la premisa de que el contenido de calidad es una de las cuestiones clave para conseguir un buen posicionamiento SEO ya clara, ahora viene lo segundo más importante: cómo hacer un plan de control de contenido que garantice esa calidad y sea válido para usuarios y buscadores.

SEO y contenido de calidad

Lo primero es hacer una búsqueda de keywords, o un KW Research. No vale con inventárselas (que lo hemos visto algunas veces), ni tampoco con acceder a cualquier herramienta, introducir el dominio y quedarse con los 10 primeros términos. Para que todo sea fácil y escalable, es necesario identificar tres cosas:

  • Competidores. Si eres una web nueva, será tu punto de partida. Entender qué términos han usado tus competidores y añadirlos a tu listado es fundamental. Probablemente encuentres palabras de venta y muchas keywords que tu público utiliza. Así qué, si aún no lo has hecho, empieza por aquí. Selecciona al menos 3 competidores directos. Busca tu sector en Google y añade los 3 primeros resultados como dominio de competidor. De manera opcional, busca dos aspiracionales (de tu sector que no son competencia directa o relacionados con el mismo). Ahí ya deberías tener un buen listado de palabras clave que seguiremos desarrollando en los próximos pasos.
  • Territorios de marca. Aunque todas las palabras sean relevantes para ti, deben ser clasificadas por territorios. O lo que es lo mismo, por temáticas/finalidad para empezar a aclarar un poco el panorama de esa KW Planner. Si eres un restaurante, por ejemplo, puedes haber encontrado palabras: corporativas (de marca directas), de restauración, de turismo, de servicios de ocio o incluso de estilo de vida. En un excel, comienza a crear esos grupos y verás como todo comienza a tener más sentido.
  • Tipos de keyword. Por último, esas keywords pueden ser core (para utilizar en las landings corporativas o de venta por su enfoque de venta), o de contenido (en el blog o en landings informativas para usuarios que todavía no están en fase de compra). Tendrás un excel muy chulo si has completado todo lo dicho.

¿Qué hago con mi KW planner anterior para desarrollar contenido de calidad?

Ahora que lo has generado, probablemente no sabrás cómo partir de ahí para la generación de contenido. Lo primero es reordenar tu tabla excel para que todos los territorios estén uno detrás de otro. Luego, dentro de esos territorios, coloca todas las palabras del mismo tipo juntas. Y ahora echa un vistazo al conjunto y empieza a señalar prioridades. En general, aunque depende mucho de la estrategia, la máxima prioridad la tienen aquellas palabras en las que las búsquedas y el cpc son más altos. Son las que probablemente te generen más resultados de posicionarte. ¿Lo tienes? Pues en base a ello crea columnas para títulos y urls para llevar un orden de los contenidos que se van generando.

Cosas a tener en cuenta para que el contenido sea realmente de calidad para usuarios y buscadores

Lo que has visto hasta ahora es la manera de enfocar el contenido a las keywords, pero el desarrollo de contenido de calidad es más complejo que eso. De hecho, has sentado las bases y por ello no queremos cerrar el artículo sin ofrecerte algunos consejos para lo próximo: la generación de esos textos:

  • Los contenidos extensos funcionan mejor. No se trata de escribir por escribir. Pero, ¿de verdad que el tema a tratar no puede extenderse a 800 palabras o más?
  • Es necesario una buena estructura del contenido que tenga lógica en los argumentos H2, H3. (Son como los subtítulos del colegio. El H2 es como el 1, y el H3 como el 1.1)
  • Es importante la legibilidad del texto. Si no comprender bien esta idea, el plugin Yoast puede ayudarte. La clave está en simplificar frases, no repetirse, hacer una correcta estructura de párrafos,… Instálalo en tu site y sigue sus instrucciones.
  • Responde a lo que los usuarios quieren. Para ello, puedes hacer búsquedas relacionadas con el término en la web y fijarte en las preguntas que se hacen además de en el enfoque de los primeros resultados.
  • No sobreoptimices y usa sinónimos. La palabra clave hacia la que enfoques el texto debe aparecer. Pero no todo el rato, ni de manera no natural.
  • Enlazado interno. Aunque este tema daría para varios post, es importante que al menos coloques uno o dos enlaces hacia otro contenido con un anchor adecuado. Los contenidos en árbol son una de las mejores estrategias SEO, aunque de ello hablaremos en futuros artículos.

Artículos relacionados

Seo en 2020
Qué nos depara el SEO en 2020
Menú