Qué es una estrategia de marketing 360º y cómo ponerla en marcha

A la hora de establecer una estrategia de marketing para una empresa, hay diferentes opciones que podemos llevar a cabo. La estrategia de marketing 360º consiste en usar varias estrategias al mismo tiempo, para obtener el mejor resultado posible.

En algunas ocasiones, las empresas utilizan una sola estrategia para alcanzar el éxito. Algunas usan SEO para posicionarse en buscadores, otras optan por poner anuncios tradicionales y otras invierten dinero en redes sociales. Las empresas que utilizan todas ellas están usando marketing 360º, con el objetivo de abarcar todos los canales de promoción existentes.

La mayoría de marcas y empresas potentes utilizan este tipo de estrategia. En un mundo tan competitivo como el nuestro, debemos promocionarnos de todas las formas posibles y llegar a todos los clientes potenciales que tenemos.

Eso sí, al abarcar tantas estrategias de marketing no es nada sencillo. Se requiere de mucho trabajo y además, las estrategias deben de estar coordinadas entre sí, para que haya una sinergia.

¿Qué estrategias forman parte del marketing 360º?

Para poner en marcha este tipo de estrategia, se deben conocer primero las estrategias de marketing más utilizadas. Vamos a utilizar varias de ellas, así que conviene conocer a fondo cómo funcionan.

marketing 360º

Marketing digital

El marketing digital consiste en vender nuestra marca de forma online. La estrategia más famosa es la optimización de posicionamiento en buscadores o SEO. Esta estrategia trata de poner tu empresa en los primeros puestos de Google, creando y optimizando contenidos, optimizando la web y encargándose de otras estrategias como enlaces o diseñar una web rápida.

En segundo lugar, tenemos el SEM, es decir, los anuncios de pago que aparecen en el buscador. Una buena estrategia de marketing 360º tiene SEM, pues si está bien hecho, conseguirá un retorno de la inversión realizada.

El SEO y el SEM no serían nada sin las conversiones, es decir, que las visitas se terminen convirtiendo en ventas. La clave para esto es un buen diseño web, con llamadas a la acción y si es necesario, con estrategias de Email Marketing que desemboquen en una venta.

Otras estrategias de marketing digital podrían ser la de ofrecer vídeos, poner anuncios en otras páginas webs, realizar colaboraciones, pedir publirreportajes o intercambiar enlaces. También se pueden incluir infografías y otros elementos en nuestro sitio web, con el objetivo de aportar valor al cliente.

Finalmente, tenemos que hablar de las redes sociales. Una buena estrategia de redes sociales puede aumentar el número de seguidores, fidelizar clientes y asociar la marca a unos determinados valores.

Marketing tradicional

El marketing tradicional también debe ser incluido dentro del marketing 360º. Aunque estemos en el siglo XXI, los métodos tradicionales de venta todavía funcionan muy bien.

Dentro de esta estrategia, nos encontramos los regalos de empresa, las tarjetas de visita y los eventos organizados por la compañía. Además, la colocación de carteles en ciertos lugares todavía es efectiva, aunque se debe vigilar bien dónde colocarlo para que realmente llame la atención.

Los anuncios en prensa, televisión o radio también son bastante útiles. Aunque el precio sea mayor que el del marketing digital, nos permiten llegar a una audiencia que está lejos de las redes. Por ello, la mayoría de empresas siguen incluyendo anuncios de esta clase.

Finalmente, también contamos con estrategias como el marketing en el punto de venta o incluso , la venta a puerta fría por teléfono o presencialmente.

Factores a tener en cuenta en el Marketing 360º

Ahora que conocemos las estrategias, vamos a ver qué factores hacen falta para implementar el marketing 360º.

En primer lugar, debes conocer a tu público, es decir, tener el mercado segmentado. Esto es especialmente importante en estrategias de marketing digital como el SEM y las redes sociales, donde nos tenemos que centrar en los clientes potenciales y olvidar el resto.

En segundo lugar, esta estrategia debe mostrar los valores de la marca que se vaya a vender y aportar valor al potencial cliente. Encuentra lo que te diferencia de la competencia y muéstraselo al cliente. Por ejemplo, una estrategia de contenidos puede ayudar a atraer clientes si ayudas a que aprendan contigo y resuelvan sus problemas.

Finalmente, la estrategia debe de ser eficiente. Con esto quiero decir que debes obtener el máximo resultado empleando el menor tiempo y dinero. No sirve de nada tener una estrategia si luego nos hace estar demasiado tiempo hasta que llegan resultados.

Conseguir cumplir estos factores y dominar las estrategias de marketing 360º no es sencillo. Algunas personas prueban por sí mismos y acaban teniendo resultados desastrosos por no dominar bien esta materia.

Por ello, es mejor contar con profesionales que te guíen en esta tarea. Ellos conseguirán no sólo mayores ventas, sino que lo harán con la mayor eficiencia y segmentación, aportando valor y ayudando de verdad a los clientes.

En StartGo Connection, ofrecemos servicios de marketing de alta calidad. Si quieres saber más, llámanos y solicita un presupuesto sin compromiso.

Artículos relacionados

Storytelling: que és y como hacer historias que vendan tu marca
Oscar Aguilera nexo de unión entre lo digital y lo convencional
Menú