¿Por qué la transformación digital es una fortaleza frente a las pandemias?

Seguramente hoy más que nunca, la transformación digital sea una cuestión de reflexión entre las empresas. Tanto aquellas que ya habían implementado su plan y estaban trabajando en él, como entre las que pensaban hacerlo este año o próximamente. Probablemente las segundas se hayan dado cuenta de que al haberlo pospuesto, han perdido competitividad, se han visto en una situación muy compleja con la pandemia y, en algunos casos, el camino de vuelta a la normalidad por las pérdidas económicas será realmente complejo.

De transformación digital se ha hablado mucho durante al menos el último lustro. Los informes al respecto mostraban que la empresa española media todavía tenía mucho por hacer. Pero es cierto que los avances en los últimos cinco años han sido notables. Tanto así que desde que se publica el Informe de Madurez Digital de las empresas, se ha ido incrementando la nota año tras año, rozando el aprobado en el último de ellos y, previsiblemente alcanzándolo en 2020 de no ser por la crisis del coronavirus.

Transformación digital: las ventajas más destacadas para las empresas que ya la han implementado

Las ventajas de la digitalización empresarial son muchas. Sin embargo, en este caso queremos hacer un análisis de aquellas que destacan sobre las demás en un momento de crisis en la que se ha paralizado la actividad y en el que la reducción del contacto entre personas influye de manera notable en todos los sectores. Quizás el artículo del caso Blockbuster sea una lectura más que recomendable para los que todavía puedan tener a estas alturas dudas sobre lo positivo de esta transformación digital.

  • Teletrabajo. De la que más se ha hablado. De hecho, de uno u otro modo -con la salvedad de las actividades esenciales que son las del sector primario y las de sanidad-, aquellos puestos en los que se podía realizar la tarea en modo teletrabajo han podido continuar en gran medida. Y la ventaja de aquellas empresas que ya tuvieran este modelo implementado es que lo han puesto en marcha de manera automática para todos los días laborales conociendo de antemano ya los procesos y herramientas. Aún así, aquellos que no estaban preparados para trabajar en remoto pueden echar mano de estos consejos.
  • Automatización de procesos que puede permitir un retorno a la actividad. La digitalización implica en gran medida la automatización de procesos. Y eso significa que la empresa es más ágil y existen una serie de cuestiones que se ejecutan por máquinas de manera automática. Si esto es así, las probabilidades de mantener cierto nivel de actividad son mayores, y las de la vuelta son más asumibles al poder respetarse en mayor medida la distancia de seguridad. Hay, como en todo, excepciones, pero desde luego aquellos que ya habían implementado este tipo de soluciones lo tienen un poco más fácil y se transforma en una ventaja competitiva.
  • Productividad incrementada. Uno de los grandes problemas que se van a dar cuando la normalidad regrese va a ser el factor de productividad y el coste del mismo. Las pérdidas por los meses en los que no ha habido actividad, o esta era reducida van a pesar en los balances de las compañías. A ello hay que sumar que la demanda prevista por el mercado será menor. Por tanto, tener una buena relación coste-productividad también va a ser una gran ventaja competitiva y las empresas que habían invertido en transformación digital lo tendrán un poco más fácil por dicha razón.
  • Competitividad a nivel internacional. Considerando que el coronavirus es una pandemia global, las empresas no solo deberán salir reforzadas a nivel nacional, sino también a nivel internacional. Teniendo en cuenta que España es uno de los países más afectados del mundo y que las previsiones económicas son realmente malas, es posible que aquellos que tuvieran sus planes de digitalización avanzados sean capaces de competir aún desde una situación de país peor, que aquellos que no hubieran dado ya los pasos fundamentales de la transformación.

Un futuro incierto para la empresa sin planes de transformación digital claros

La ciencia dice que vendrán más episodios como este más a menudo. De hecho, las pandemias son una cuestión con las que la humanidad ha vivido a lo largo de su historia. Ahora bien, no recordábamos una que se contagiase de este modo, al menos a nivel global, desde la llamada Gripe Española. Pero las comparaciones no son demasiado exactas ya que la sociedad de hoy en día es muy distinta a la de 1918.

Sin embargo, la mayor parte de grupos de científicos e investigadores concuerdan en que el coronavirus actual que causa la Covid-19 no será algo extraordinario que no se repita. Al revés. Consideran que este tipo de enfermedades se repetirán más a menudo. Si antes se hablaba de cada 200 años, y desde 1918 de cada 100 años, ahora podríamos tener que adaptarnos a procesos de este tipo cada dos décadas. La intervención del humano en los medios naturales y el cambio climático son factores que claramente favorecen estas situaciones.

Por tanto, si decíamos antes de que el coronavirus nos cambiase la vida que era fundamental la transformación digital, ante las perspectivas que se ponen sobre la mesa, las empresas no tienen otra alternativa. Y puede que ahora parezca un mal momento, pero siempre lo será si no se le da la prioridad máxima. Y vistas las ventajas competitivas que ofrece, está claro que cuanto antes mejor. En caso de que necesites asesoramiento, desde Start Go Connection podemos ayudarte. Consulta sin compromiso.

Artículos relacionados

Teletrabajo en crisis
El teletrabajo: trucos y consejos para los que han tenido que adaptarse sin planificación previa
Menú